¿Por qué me gusta el blues?

¿Por qué me gusta el blues? Una pregunta que todavía no he conseguido comprender del todo. De vez en cuando en charlas con amigos sale el tema y ya hace años que seguimos igual. Yo desde luego no acabo de encontrar una explicación del todo convincente. Lo que resulta llamativo es que una música que venga de Estados Unidos se haya extendido a todo el mundo.
El blues aglutina algunas cualidades que en sí mismas son únicas, pero también es cierto que muchos de los temas tratados en el blues lo han sido también a lo largo de la historia. Ahora mismo se me ocurre que por ejemplo una diferencia obvia y fundamental entre el blues y el gospel es que mientras que siendo muy parecidos en muchos aspectos (muchos músicos han comenzado en el gospel y han terminado en el blues sin encontrar el tránsito muy diferente según ellos mismos reconocen,.. Luther Allison, B.B. King,..), el uno puede hacer un tema dando gracias a dios y el otro en cambio tiene por norma no reconocerlo. Este status difícilmente se hubiese alcanzado en épocas anteriores. Se podría decir entonces que si es tan abundante la carencia de un eje religioso en el blues es porque socialmente ya se reconoce esta orientación, con lo que tenemos un ejemplo de la forma en que una determinada sociedad ha creado el blues.
Mucho de lo que el blues representa también ha sido expresado ya por otras músicas anteriormente y contemporáneamente también. Carlos Núñez no es santo de mi devoción pero recuerdo oírle en una entrevista decir que para él el sonido de la gaita representa en buena medida el viento entre los árboles del bosque. Me parece bastante acertada la comparación, sobre todo teniendo en cuenta que se intenta explicar con palabras algo que a duras penas pueden representar. Lo que es cierto es que un producto social y “medioambiental”. Es decir, se representa según nuestras vivencias y nuestro entorno.
De la misma forma una cosa que tengo clara es que en un sentido importante uno de los motivos por los que me gusta el blues es porque es una música urbana (no solamente, pero también lo es). Aquí yo pienso que buena parte de mis gustos vienen porque he crecido en una ciudad. Me ha llevado tiempo darme cuenta, pero estoy bastante convencido de que interiormente en cuanto a estos temas mi mentalidad se podría decir de alguna forma que es urbana. Lo que no quita que me guste mucho el blues rural.
John Lee Hooker creo que decía algo así como que el blues no morirá, siempre estará ahí (espero acordarme bien y no meter a los difuntos en fregados). Pienso que esto es falso, realmente en el sentido mas importante el blues de alguna forma ya ha estado ahí durante toda la historia, lo que no ha estado es con esta forma. Lo que sucede es que el blues es producto de una sociedad. Como decía Marx, la sociedad modifica también la producción artística. Cuando se da una sociedad hay un tipo de expresión artística porque lo que hay que expresar es lo que se ha vivido dentro de esa sociedad. Evidentemente el blues es producto de la sociedad industrial, si Son House hubiese nacido en la Edad Media y hubiese tenido una personalidad similar a la que tuvo, posiblemente hubiese sido un juglar o algo parecido ajustado a los cánones medievales.
Lo que es bastante evidente teniendo en cuenta las condiciones sociales es que el dolor que se puede expresar a través del blues, en la actualidad puede encontrar otras salidas. Me explico. Si eras un negro en el una plantación sureña americana de principios del siglo XX no te iba a quedar otra salida que fastidiarte si estabas dolido por algo, al menos hablando en términos generales y globales. En cambio hoy en día las frustraciones pueden salir por otros sitios y expresarse por ejemplo por medio de agresividad. Recuerdo haber leído una entrevista de Kai Eckhardt (bajista varios años de John McLaughlin) en la que comentaba que cuando da clases le llegan muchos jóvenes que no están más que interesados en tocar Heavy Metal. Kai menciona que lo primero que intenta es encontrar lo que hay detrás de esta primera intención. Él mismo dice que muchos intentando tocar heavy muestran un odio por el mundo que en cambio tiene lo más importante detrás. Es cuestión de rascar y aparece lo que realmente hay cuando el odio deja de cubrirlo. Seguro que todos conocemos muchos casos de gente que ha empezado escuchando música heavy y ha terminado escuchando jazz (por ejemplo). Todo esto no quita nada de mérito a tocar heavy, simplemente es cuestión de averiguar y afrontar lo que realmente somos.
Lo curioso es que nosotros viviendo al otro lado del charco hayamos acabado escuchando lo mismo y no por ejemplo música búlgara (que en algunas cosas tiene bastante que ver con el blues). Y ya ni digamos del jazz, que se puede considerar la música del siglo XX, y es una música nacida en Norteamérica.
Charlando con un amigo llegamos a la conclusión de que en la sociedad norteamericana se produce un tipo de aglutinamiento cultural, la tradición europea por una parte y la herencia africana por otra, que hace que las formas que se generan bajo este patrón tiendan a ser más universales que otras más localistas. El blues se ha extendido por todo el mundo, en cambio el flamenco, por decir algo, ya no ha tenido esa difusión. Ya a primera vista sorprende ver que muchos patrones en el blues y en el flamenco son muy similares. Patrones básicos del estilo I-V (Mi-La) por ejemplo. Evidentemente cada estilo ha tenido sus propios desarrollos. La razón fundamental yo creo que está en que la primera tiene la universalidad que comentaba mientras que la otra es más localista.
Una explicación muy buena es la que da Paul Oliver diciendo que “el blues representa la lucha del pueblo negro para recuperar su orgullo e identidad tras las humillaciones y sufrimientos de la diáspora africana y los doscientos años de esclavitud”. Esto es lo que le hace ser el blues. Nacer y crecer en estas circunstancias. Pero estos sufrimientos y la esclavitud ya han originado otras músicas a lo largo de la historia.
John Lee siento llevarte la contraria, pero yo no pienso como tu. El blues claro que morirá, lo hará cuando muera esta sociedad y los que estamos metidos en ella de la misma forma que otras músicas son producto de otras épocas. Lo que no morirá es lo que el blues representa, posiblemente luego se llame de otra manera y tenga otras formas y características (eso si es que la humanidad sigue adelante). Evidentemente siempre habrá alguien que se sienta triste por algo y necesite expresarlo. Eso no quita que alguien pueda sentir interés por expresiones culturales de la Edad Media aunque no quede nadie vivo que haya crecido en aquella época. Un requisito de las expresiones artísticas es que son expresiones de la humanidad que hay en nuestro interior y eso de momento sigue vivo.
Supongo que es como cuando se empieza a tratar una materia. El primer problema ya es saber lo que es. Literatura, filosofía,… da igual siempre hay la misma pregunta. No se termina de saber del todo lo que significa la propia materia. En cuanto a por qué me gusta el blues me quedan más preguntas que respuestas. El caso es que cada vez que escucho a Luther Allison me llega. Quizás algún día sepa el motivo.

4 comentarios:

Gustavoblues dijo...

Veo que al final te pasaste a Blogspot. Genial!!...

Saludos

bLuEsMaN dijo...

Hola Gustavo. Me alegro de verte por aquí. Un saludo.

Caos86 dijo...

esta bueno.

roy dijo...

Exelente información sobre el blues me parecio muy bien fomentada.

Publicar un comentario

Tu opinión es importante y siempre será bien recibida. Exprésala con el asentimiento o disentimiento que quieras dentro de los márgenes del respeto.
Los comentarios que tienen como única finalidad hacer spam (publicidad de otras páginas web) no serán admitidos.