El error de Roger Waters con Pink Floyd

Roger Waters ha pasado por ser el líder de la primera época de Pink Floyd. Durante este período su influencia fue tan decisiva que costaba imaginar la existencia o la continuidad del grupo sin que él estuviese incluido. Aunque eran claras las jerarquías también es verdad que el grupo funcionaba como un equipo porque todos los miembros aportaban en mayor o menor medida. Si cada persona de la banda tenía su función, en esta última época anterior a la escisión Waters no sólo funcionaba principalmente como cerebro sino también como casi el único cerebro. Esto fue uno de los principales motivos que hizo pensar a Roger que el grupo le era prescindible.
Sin necesidad de entrar en las razones de los conflictos lo que es indudable es que por aquella época el ambiente en la banda y en su entorno irrespirable. Frecuentemente se suele achacar que esto fuese así en buena medida debido a la conflictiva personalidad del que era su principal líder. Y que Roger uniese el disgusto de la situación con su sentimiento de autosuficiencia parece que debió ser el detonante para que optase por dejar a un lado el grupo y optar por proseguir su trabajo en una carrera en solitario. En ese momento creyó que sin él Pink Floyd no seguiría adelante y, por lo tanto, el proyecto simplemente cambiaba de nombre. Pero se equivocó.
“A momentary lapse of reason” (1987) además de ser el disco estelar de vuelta de Pink Floyd supuso la demostración de que David Gilmour también podía seguir con las riendas del proyecto. Mientras tanto Waters declaraba sentirse muy molesto con su carrera en solitario porque, si a escasos kilómetros docenas de miles de personas iban a un concierto de Pink Floyd, tan sólo unos pocos iba a ver actuar a Roger Waters.
Roger es un músico muy influyente y original, pero su originalidad no pasa de la de su generación. Los temas que trató en Pink Floyd tuvieron tanto éxito porque es la música de la vida de muchas personas, porque nacieron bajo unas determinadas circunstancias sociales. Bajo esas mismas circunstancias sociales se desarrollaron también otros músicos. El malogrado Syd Barret fue uno de ellos. Él ya pudo ejercer de líder en los primeros instantes de Pink Floyd. Cuando él no prosiguió con su trabajo Waters pudo ocupar (al menos en una importante medida) su lugar y si Roger, por el motivo que sea, no continuó como líder el grupo pudo seguir adelante con el liderazgo de Gilmour.
Es cierto que para lograr un nivel importante de calidad artística es necesario un mínimo de talento pero no hay que olvidar la dirección contraria. Cuando uno es aupado a un estatus es cuando tiene muchas más opciones de desarrollar y mostrar su talento. No es que todo lo que alcance una cota de notoriedad sea lo mejor, también podemos hacer que alguien se consolide como lo mejor al creernos todos nosotros que lo es. No es que Roger Waters haya tenido menos resonancia fuera de Pink Floyd por ser peor músico, la ha tenido en una parte importante porque se le ha concedido menos notoriedad.

5 comentarios:

eulez dijo...

No he entendido muy bien lo que quieres decir con "no es que Roger Waters haya tenido menos resonancia fuera de Pink Floyd por ser peor músico, la ha tenido en una parte importante porque se le ha concedido menos notoriedad."

¿Te refieres a que ha sido menos popular debido a que era él era menos famoso que los Pink Floyd? Bueno, si es así, eso está claro. Musicalmente hablando en injusto porque el "Lapse of Reason" es, con diferencia, el peor disco de los "Pink Floyd". Cualquiera de los discos en solitario de Waters es superior a este.

Roger Waters se pasó 10 años intentando que se le reconociese como músico. Al final lo consiguió después de que a todo el mundo le quedase claro que era el compositor principal de casi todos los grandes éxitos de PF y, sobre todo, después de que todo el mundo reconociese que su álbum "Amused to Death" era tan bueno como cualquiera de los grandes discos de PF. Algo que desde luego Gilmour no ha conseguido ni conseguirá.

bLuEs dijo...

Fundamentalmente quería decir que no hay motivo por el que Roger deba de estar menos valorado fuera de Pink Floyd que cuando estaba dentro. Digamos que la resonancia de su imagen ha perdido notoriedad simplemente porque ahora no se presenta con el nombre de Pink Floyd.

El "Amused to death" es un disco fantástico que seguro que si hubiese sido publicado cuando estaba en Pink Floyd hubiese vendido muchísimo más. Una pena que mucha gente se quede en el nombre y no alcance la misma difusión que los discos de Pink Floyd.

Saludos

Naia Salud dijo...

Escuchaba Pink Floyd a mis 17-18 años. El Muro, es la pieza que más me impresiona. Su música transporta hacia otros mundosno terrenales.

Un abrazo
Namasté

bLuEs dijo...

Hola Naia.

Sobre mí también ha ejercido mucha influencia ese disco. Un placer compartir gustos.

Saludos

Chavela Brasseur dijo...

A mí me gustó la música y la temática de la educación en serie pero no de la peli "The wall" debo confesar que me quedó una impresion fea, respecto del trato que le dan a la mujer. Me pareció un film misógino.

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante y siempre será bien recibida. Exprésala con el asentimiento o disentimiento que quieras dentro de los márgenes del respeto.
Los comentarios que tienen como única finalidad hacer spam (publicidad de otras páginas web) no serán admitidos.