Sometimes I feel like a motherless child

Una canción que siempre me ha tocado lo más profundo es el tema tradicional de góspel “Motherless child”. Lo de menos acaba siendo el intérprete o la versión. Me parece un tema tan bueno que casi parece que tenga vida propia y pueda conseguir algún significado aún en la peor de las interpretaciones.


SOMETIMES I FEEL LIKE A MOTHERLESS CHILD

Sometimes I feel like a motherless child
Sometimes I feel like a motherless child
Sometimes I feel like a motherless child
A long ways from home
A long ways from home

Sometimes I feel like I’m almost gone
Sometimes I feel like I’m almost gone
Sometimes I feel like I’m almost gone
A long ways from home
A long ways from home

Sometimes I feel like I don’t have a friend
Sometimes I feel like I don’t have a friend
Sometimes I feel like I don’t have a friend
A long ways from home
A long ways from home

(Tradicional)



Durante la esclavitud había mucha gente de raza negra que conocía este espiritual. Eran esclavos apartados de su familia en su niñez. Muchos de ellos jamás llegaron a conocer el rostro de sus padres o el lugar en el que nacieron. Arrancados de sus lugares natales pasaron a la “custodia” de sus amos. Algunos no sabían si tenían un padre blanco o si ambos eran negros, todo lo que sabían era que eran esclavos. Incluso después de que dejaron de ser esclavos la circunstancia de haberlos mantenido sin alfabetizar contribuyó a que todo esto se mantuviese y empeorase.
Muchas veces se cantaba al unísono durante las largas jornadas de trabajo. Una forma de “terapia” para poder sobrellevar los tremendos sufrimientos a los que se veían obligados. Pensando ahora en estos cantos colectivos (en lugar de interpretaciones individuales) me vuelve la idea del inconsciente colectivo.
A menudo se suele pensar que una tendencia es que la figura paterna sirva para orientar en la vida, mientras que la materna sirva para dar seguridad. Desde luego prefiero sugerirlo como una tendencia. Evidentemente esto aparte de discutible siempre puede tener los papeles intercambiados o cuando menos mezclados. Lo que si es claro es que dejar completamente sin este tipo de vínculos produce una herida muy grande en el alma. Un día mientras veía a una mujer pidiendo en la calle con su hijo me vino a la cabeza lo que podría significar eso para ese niño. No es lo mismo haber tenido medios y luego verse obligado a mendigar que estar sentado en la calle junto a tu madre desde que has nacido. Ver desde siempre a todo el mundo desde abajo, ver que tu principal apoyo en la vida depende de los demás te acaba marcando. Y eso sin contar lo que somos los demás o la infinidad de situaciones que giran en torno al hecho de mendigar. Si muchos negros que trabajaban en estas plantaciones hablaban con indiferencia hacia el hombre blanco porque “no sabía lo que era hacer crecer el algodón”, yo le podría recomendar a mucha gente que probasen a mendigar un par de días. Simplemente con eso podrán empezar a hacerse una idea de que es duro, muy duro.
Todo esto viene a que, según mi opinión, es muy distinto establecer un duelo por un familiar a una edad temprana que cuando se es adulto. Pienso que en el primer caso el sentimiento de orfandad es para toda la vida, mientras que en el segundo es una herida que aunque fuerte se puede llegar a superar. Ya ni digamos el caso de los esclavos americanos que aparte de estar incluidos en el primer caso se encontraban con una vida de humillaciones y sufrimientos.
Precisamente lo que veo que representa este espiritual es un sentimiento de orfandad. Una orfandad muy grande que también es parte de la condición de todo ser humano. Es como si la vida escogiese a esta gente para ilustrarnos de que saber lo que significa la identidad del hombre también pasa por ahí.

2 comentarios:

Gadín dijo...

Amigo, lo quiero felicitar por su blog. Debo reconocer que me sorprendió toparme con él, mientras buscaba esta increíble canción que siempre logra erizar nuestros pelos.
Un abrazo y mucha suerte.

bLuEsMaN dijo...

Me alegra compartirlo contigo.
Gracias a ti también.

Publicar un comentario

Tu opinión es importante y siempre será bien recibida. Exprésala con el asentimiento o disentimiento que quieras dentro de los márgenes del respeto.
Los comentarios que tienen como única finalidad hacer spam (publicidad de otras páginas web) no serán admitidos.